Acuerdo de Berlín: Auto-Responsabilidad y Acción Social en la Práctica y la Promoción de la Medicina Integradora y la Salud a Nivel Global.

 

Introducción:

 

Frente a múltiples desafíos tales como lo son el aumento de las enfermedades crónicas, aquellas relacionadas con el estilo de vida y el acceso inequitativo a la asistencia sanitaria, estamos comprometidos con alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030 para fomentar estilos de vida saludables y promover el bienestar para todas las edades. Somos parte de un movimiento global para orientar la atención y la educación, la investigación y las políticas que la apoyan, hacia un modelo que se basa en las prácticas de medicina biomédica, complementaria y tradicional y que respeta múltiples filosofías. Este enfoque de la medicina y la salud:


«… reafirma la importancia de la relación entre el practicante y el paciente, se centra en la persona en su totalidad, está basado en la evidencia y hace uso de todos los enfoques terapéuticos y de estilo de vida adecuados, profesionales de la salud y disciplinas para lograr un estado de salud y sanación óptimas.”1
Nuestro trabajo se apoya en aquel que ya se adelantó en 1978 en la Conferencia de Alma-Ata, en la que se movilizó un movimiento para la atención primaria de salud para todos y se declaró oficialmente la importancia de la integración de prácticas tradicionales eficaces para promover la salud global. En la actualidad la Organización Mundial de la Salud (OMS) aboga por la cobertura universal de salud y la integración de sus proveedores tradicionales seguros y eficaces, y sus servicios complementarios, la prestación de servicios de salud, así como con las prácticas de autocuidado. Estos son objetivos clave de la estrategia de medicina tradicional de la OMS 2014-2023. También afirmamos nuestra alineación con las declaraciones de Beijing 2008 y de Stuttgart 2016, y apoyamos plenamente a los gobiernos y las agencias no gubernamentales para que adopten, apoyen, financien, investiguen y promuevan actividades que generen modelos de atención integradora.

 

Con el presente Acuerdo de Berlín nos invitamos a nosotros mismos como individuos a comprometernos, en la medida de nuestras capacidades, a lo siguiente:

 

Modelo de Salud: 

 

Reconociendo que nuestra capacidad para impartir y mejorar la salud y el bienestar no sólo se lleva a cabo por una práctica de salud social y profesional, sino que también está basada en nuestro propio autocuidado y resiliencia, nos esforzamos por modelar el compromiso personal en las prácticas de creación de salud.

 

Involucrar a los pacientes: 

 

Sabiendo que la estrategia más importante para fomentar la salud es involucrar a los pacientes en mejores opciones de estilo de vida, buscamos desarrollar nuestras habilidades para incentivar a los pacientes a ser auto-responsables, para fortalecer su capacidad de recuperación y convertirse en líderes de sus propios procesos de sanación.


Respetando la importancia de los procesos naturales como guías y a la relación de conocimiento profundo y armoniosa con la naturaleza como estrategia para mejorar el bienestar, educamos y estimulamos la comprensión y participación de los pacientes en los esfuerzos para proteger y sostener el ambiente natural.

Promover el interprofesionalismo y el cuidado en equipo, sabiendo que ningún tipo de practicante profesional tiene todas las respuestas que pueden ser útiles para un determinado paciente, buscamos individualmente desarrollar relaciones de calidad con miembros de otras disciplinas y profesiones para garantizar que rápidamente podamos conectar a los pacientes con los servicios correctos del practicante correcto, y las profesiones correctas con el momento correcto.


Conscientes de que tal cuidado puede ser proporcionado a través de conocimientos o practicantes de múltiples tradiciones sanadoras o curativas globales, nos comprometemos personalmente a ampliar continuamente nuestra comprensión, conciencia y compromiso con otros campos y recursos.

Reconocer la importancia de la medicina tradicional en la atención sanitaria global
Dado que los productos, las prácticas y los practicantes médicos tradicionales son el principal acceso a la asistencia sanitaria en la mayoría de las regiones del mundo, destacamos la importancia de la inversión mundial para, sistemáticamente, desarrollar las mejores prácticas en los diversos sistemas que apoyan su uso seguro y eficaz, y la integración con las prácticas biomédicas.

 

Comprometerse con el diálogo y la práctica informados por la evidencia: Conscientes de que una parte sustancial de lo que se hace en medicina y atención médica carece de una base de pruebas de calidad suficientemente adecuada, personalmente buscamos maneras cada vez más eficaces de poner fin al diálogo polarizado y estimulamos la colaboración, en nuestra capacidad colectiva, para investigar, crear y dar operatividad a una atención integradora informada basada en evidencias óptimas.

 

Fomentar la investigación de sistemas integrados: 

 

Comprometidos con las prácticas que respetan la totalidad del ser humano mediante el uso de diversas modalidades y, a menudo, a través de equipos de practicantes, defendemos personalmente el desarrollo de métodos, financiación y difusión de investigaciones dirigidas a enfermedades crónicas de múltiples etiologías y tratamientos que a menudo se resuelven mejor por medio de enfoques integrales de personas y sistemas.
Conscientes de que las cuestiones relacionadas con los costos a menudo son obstáculos para la implementación de estos modelos en todo el sistema y, por lo tanto, para el acceso a estos servicios, nos esforzaremos personalmente para apoyar mayores enfoques en la investigación que incluya las dimensiones económicas de modelos integradores de atención.

 

Estimular la colaboración: 

 

Dadas las limitaciones y el perjuicio que pueden significar para las profesiones e interesados que actúan aisladamente, nos desafiamos individualmente y dentro de nuestras propias organizaciones e instituciones profesionales a comprometernos con programas y proyectos que estimulen un mayor respeto, colaboración y comprensión entre disciplinas, tradiciones, profesiones y otras partes interesadas.

Establecer lazos entre los cuidados clínicos y la prevención, la comunidad y la salud pública.
Sabiendo que las intervenciones médicas clínicas representan entre un 10% y un 20% de los factores que dan forma a la salud de una comunidad, participamos activamente en métodos creativos para profundizar las dimensiones preventivas y de estilo de vida de nuestras prácticas individuales, a la vez que también conectamos nuestras prácticas y pacientes con recursos comunitarios y de salud pública.

 

Involucrarnos como agentes de cambio:


Reconociendo que los desequilibrios en las estructuras sociales, ambientales, económicas y políticas son importantes influencias para la salud de los ciudadanos, buscamos fomentar comunidades y sociedades más equitativas.Para potenciar mejor nuestro propio trabajo, buscamos expandir nuestras habilidades para trabajar más estrechamente y de manera más constructiva con otras profesiones, agencias gubernamentales, organizaciones no gubernamentales, empresas privadas y sin fines de lucro, pacientes y otras partes interesadas en el avance de la salud y la medicina integradora.


Al comprometernos con estas responsabilidades personales y sociales, mejoraremos el cuidado individual del paciente e influiremos positivamente en las condiciones previas de los sistemas de salud, local y globalmente, para lograr un estado de salud y sanación o curación óptimas en los individuos, las comunidades y el planeta al que servimos.
___________________________
WCIMH 2017 – Acuerdo de Berlin, 2017 4
1. Definición de Medicina Integradora y Salud. Consorcio Académico de Medicina Integradora y Salud (www.imconsortium.org)
Este acuerdo fue desarrollado por los Presidentes del Congreso, B. Brinkhaus (Alemania), A. Haramati (EE.UU.), T. Falkenberg (Suecia) y S.N. Willich (Alemania) junto a J. Weeks (EE.UU.) y los demás miembros del Comité de Organización Internacional (A.M.N. Al-Bedah (Arabia Saudita), H. Boon (Canadá), J. Briggs (Estados Unidos), P. Cáceres Guido (Argentina), M. Khalil (Arabia Saudita), MS Lee (Corea), C.A. Lin (Brasil), J. Liu (China), E. Schiff (Israel), A. Steel (Australia), R. Street (Sudáfrica) y K. Watanabe (Japón), del Congreso Mundial de Medicina Integradora y Salud 2017 (World Congress Integrative Medicine & Health 2017, WCIMH) en Berlín, y cuenta con el apoyo de varias sociedades tales como la Sociedad Europea de Medicina Integradora (European Society of Integrative Medicine), la Colaboración Académica para la Salud Integradora (Academic Collaborative for Integrative Health) y el Consorcio de Políticas para la Salud Integradora (Integrative Health Policy Consortium), así como clínicos, investigadores, educadores y responsables políticos individuales.

 

 

Acuerdo de Berlin Version Final ENGLISH VERSION 2017

gallery/acuerdo-de-berlin-768x347